El proyecto MISIÓN NETIA-NATETE EN MOZAMBIQUE

Mozambique es uno de los países más pobres del planeta. En 2020, cerca del 64% de su población vivía por debajo del umbral de la pobreza y el presupuesto nacional dependía aún en gran medida de la ayuda exterior. Alrededor del 80% de la población depende de pequeñas explotaciones agrícolas, que son especialmente vulnerables a las catástrofes naturales. Las consecuencias de la crisis de la deuda de 2016, de los dos ciclones de 2019 y de la COVID-19, además de los conflictos armados en el norte, suponen retos adicionales para el desarrollo del país.    

Ubicación y contexto

Las hermanas Agustinas Hijas del Santísimo Salvador, tienen una casa madre en el norte de Mozambique, provincia de Nampula, distrito de Monapo, puesto Administrativo de Netia, Misión de Natete-Netia,  Diocésis de Nacala, en Mozambique.

Ellas llevan muchos años de ardua misión en Mozambique con inmensos desafíos en medio de un pueblo muy necesitado, no solamente de bienes materiales, sino también con mucho analfabetismo con una ausencia total de políticas públicas.

La presencia misionera de las hermanas Agustinas desde el año 2003 ha apostado por la educación integral, sobre todo de los jóvenes y por la formación, educación y promoción de la mujer.

Para esta cultura, la mujer es como la tierra que debe producir, porque asegura la descendencia de la tribu y por tanto son bastante vulnerables

 

Mozambique foto de  grupo

Escuela

 Por tanto, la apuesta primordial de las hermanas Agustinas ha sido la educación integral de los niños y jóvenes, en especial de las mujeres. 

Las hermanas Agustinas también tienen en Netia, el orfanato Hogar del Santísimo Salvador. En él educan a 50 niñas entre las edades de 3 y 17 años, todas ellas en situación muy precaria y en su mayoría huérfanas, que las hermanas detectan cuando van a las comunidades rurales y a los barrios más vulnerables y necesitados.

También van a construir una escuela jardín de infancia en un barrio muy pobre para niños entre 3 y 5 años con materiales reciclables como son botellas de plástico usadas rellenas de arena y para la que necesitan la compra del cemento. Esta escuelita de niños se construirá para poderles dar una primera educación para desarrollar sus habilidades, competencias y destrezas y prepararlos con dignidad para su futuro.

Actividad agrícola

Para minimizar el hambre y enseñar a la población a subsistir y a enfrentarse a las consecuencias de estos terribles fenómenos atmosféricos, durante el año 2022, han plantado más de 15 mil plantas para las huertas familiares y han empezado a criar animales como patos, cabras y cerdos en 5 poblados cercanos a la misión de Netia-Natete, en la provincia de Nampula, en el norte de Mozambique para un total de 700 familias y más de 5.000 personas.

Los cultivos que pretenden realizar en las huertas familiares con cultivos de coles, cebollas, tomates, pimientos, etc, así como árboles frutales autóctonos. 

El agua en esta parte de Mozambique es muy escasa. En la época lluviosa está a unos 6 metros de profundidad y en la época seca, desde octubre a diciembre, desciende hasta los 40 metros de profundidad. 

Una de las dramáticas consecuencias de todo ello es la falta de agua para el consumo humano y para poder regar las huertas de cultivo en la época seca.

 

Agua Pura y su valiosa red de colaboradores.

 

   De las cinco aldeas, dos tienen ya un pozo de agua, pero tres aldeas no tienen ningún pozo de agua para consumo humano y para el riego de los campos por lo que en tiempo de  sequía la gente busca desesperadamente el agua allá donde se encuentre. 

Para la realización de estos tres pozos las hermanas Agustinas se han puesto en contacto con la Asociación Agua Pura, a través de uno de nuestros voluntarios que recientemente ha viajado a Mozambique. 

Agua Pura ha firmado un convenio con las Hermanas Agustinas de la misión de Netia-Natete en Mozambique para la construcción de un primer pozo en la aldea de Npitocuir, perteneciente al poblado de Netia, provincia de Nampula, cuya finalidad es proporcionar agua en la época seca a 1.000 personas, en su mayoría madres y niños. El pozo tendrá una profundidad máxima de 80 metros y funcionará con una bomba manual tipo Afridev. 

La construcción de este pozo está valorada en 6.350 € y va a ser financiado por 4Plus Ingenieros y Arquitectos SL.  Agua Pura y 4Plus Ingenieros y Arquitectos SL iban a controlar su ejecución en noviembre de 2022 enviando a ingenieros con experiencia, pero un atentado terrorista en el que falleció una monja italiana ocurrido en septiembre de 2022 cerca del lugar donde se va a construir el pozo, ha provocado que se haya tenido que aplazar el viaje para cuando la situación en el país permita realizarlo con seguridad. No obstante Agua Pura ha enviado el dinero necesario a la hermanas Agustinas para que puedan realizar el pozo en la aldea de Npitocuir contratando a una empresa de la capital.

Para futuros proyectos, aún quedan dos aldeas sin ningún pozo, por lo que Agua Pura buscará para 2023 y 2024 financiadores que le ayuden a poder a dirigir y ejecutar dichos pozos. Cada pozo proporcionará agua a cerca de 1.000 personas en cada una de las dos aldeas.

Por otro lado, gracias al apoyo de la Universidad Politécnica de Valencia, a través del Instituto Universitario de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana (COMAV), Agua Pura ha mandado semillas autóctonas de plantas hortícolas valencianas, que a diferencia de las semillas híbridas, se pueden aprovechar en cada siembra, proporcionando seguridad alimentaria a la necesitada población de la misión de Netia-Natete.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías    Personalizar cookies y más información
Privacidad